VIVIENDO EN DESAMOR


¿creías que podrías vivir sin Amor? Ahora ya sabes que no…

Pablo Fdez. del Campo

Un mundo que ha renunciado al Amor

Nos hemos adaptado a vivir vidas sin amor, donde incluso la música, el cine, el arte o cualquier otra actividad humana carecen de alma…

Acostumbrados a la separación, los divorcios, las broncas y a todo el mundo desesperado por encontrarse a sí mism@, la amabilidad, el afecto y el consuelo han desaparecido tras el horizonte, como una puesta de sol que anuncia el ocaso de la Luz.

Anhelamos encontrar conexión, compartir nuestras almas, descubrir almas afines o que nos descubran, ¡¡alguien que nos vea!!, pero parece misión imposible.

La mayoría ha sido decepcionado por lo que los corazones se han cerrado y ponemos barreras, haciendo aun más difícil encontrar, dejarse ver y establecer conexión genuina y auténtica con otro Ser.

¿Qué ha sido de esos amores, de esos abrazos, de esas miradas cómplices, qué ha sido de esas expresiones autenticas del sentir, sin ambages ni aspavientos, de ese compañerismo, de esa fidelidad, de esa comunicación cálida y alegre, por el salto en el corazón?

¿Qué ha sido de la espera alegre al ser amado? ¿del cálido beso y la caricia? ¿del sentir profundo, del acompañamiento eterno?

Nos hemos convertido en Vaga-mundos del Amor

Pues si, como “maestro del desamor” puedo decirte que acabamos por adaptarnos, construyendo la peor de las creencias: ese Amor que yo siento dentro de mí no es de este mundo, aquí NO EXISTE…¡NUNCA VOY A VIVIR ESA EXPERIENCIA!.

O sea, renunciamos al Amor, y no solo de pareja estoy hablando, sino con los familiares, hermanos, amigos, etc…

Y entramos en “modo decepción” y “renuncia”…y ya la hemos fastidiado.

Consecuencias: cerebro emocional entra en modo abandono y desilusión, con lo que tu serotonina se va al suelo y prepárate para la depresión profunda.

Y la peor de las consecuencias: dejas de creer en el amor, en la humanidad y en ti mismo, perdiendo tu fe…y ¡tu fe es tu valor!

Y te lo digo, porque yo lo he experimentado y aun estoy en ello, he sido “abandonado” por tod@s, pareja, padres, hermanos, compañeros de vida, amigos, TODOS, y se lo que es sentirse verdaderamente solo, perdido, frustrado y desilusionado.

Sin duda, he pasado por una profundísima depresión, al limite del suicidio, pues para mí el Amor lo Era Todo y sin ese sentimiento, sin ese flujo, sin esos compañeros de vida, la vida no tenía ningún sentido ni valor para mí. Y yo era (soy) de los que Amo de verdad, o sea, me entrego hasta dar mi vida, y eso hice (y hago), y sin barreras, con lo que se qué es amar y ser amado, y perder el amor…

Llevo 3 años explorando desde la soledad más absoluta el origen y causa de todo este problema, de lo que está pasando no solo en mi vida sino en la sociedad en general (aunque ya lo venia viendo y sintiendo desde el año 2000) con el cambio de siglo sentí claramente que “el alma del mundo” se recluía, se retiraba, para dejar paso a una nueva alma, aquella que se ha denominado La Diosa, una energía y concepto que ha estimulado profundamente, desde entonces, la individualidad femenina (tanto en mujeres como en hombres), rescatando todos esos principios femeninos y alzándolos a la palestra para reinar en nuestras conciencias.

Pero ha sido hecho desde las amazonas, las destructoras, las kali yugas, las “comedoras de hombres”, y tanto mi ex mujer como mi hija son Reinas Amazonas, con lo que se de que hablo…

¿Cómo sobrevivir al desamor?

Mi solución a este conflicto interno es primero saber las consecuencias de esta “desilusión” y es que he comprobado que no se puede vivir sano y feliz con esta condición, con esta supuesta “adaptación” a este entorno tan hostil para el amor, y eso se refleja en todos los aspectos de nuestras vidas: relaciones pobres, vida pobre, incapacidad para entusiasmarme con ningún propósito o programa, bajo nivel de energía, pasión e ilusión, enfermedades crónicas y proyección futura sombría.

Lindas siempre la depresión y la nostalgia y vives en un especie de “otoño permanente”, donde nunca acaba de salir el sol a calentarte y ayudarte a crecer, dar fruto…

Por tanto, como lo que queremos es sentirnos bien, sanos, felices y con propósito, pero “sin amor”, ¿Cómo lo hacemos?

  1. aceptar lo que somos: un Ser con Alma que se alimenta de Amor y que lo necesita para vivir, para existir.
  2. aceptar la situación y ver la verdad: aunque aparentemente parece que el amor se ha muerto, que la gente ha perdido su alma, a lo mejor es que hay algo que está madurando y mutando y aun no se ha manifestado lo nuevo, la nueva manera de amar y de Ser.
  3. aceptar la maduración que la vida nos esta exigiendo: tenemos que aprender a encontrar nuestro verdadero Ser en el silencio que permite el estar con uno mismo, sin ningún compromiso emocional profundo, ni de pareja, padres, hijos, amigos, compañeros, para poder responsabilizarnos 100% de nuestra re-conexión profunda con nosotros mismos.
  4. individualizarnos verdaderamente: Ser quienes realmente somos, en profundo Amor, admiración y compromiso profundo con manifestar plenamente nuestra verdad, sin que ningún compromiso externo nos lo impida.
  5. deconstruirnos completamente hasta alcanzar la completa desnudez de nuestra alma, abrazarla (verdadera autoestima del Ser y no del Ego), desde allí abrazar y resetear a nuestro niño interior,.
  6. reconstruirnos desde nuestro sentir y gozo, desde un profundo acto de amor incondicional hacia nosotros mismos (o sea, lo que harías por tu pareja, hijo o compañero del alma…dar tu vida y lo mejor).
  7. recuperar nuestra fe, perdonar nuestro deterioro y abrirnos a volver al mundo, siendo de nuevo Amor, pero esta vez desde esa profunda verdad y autenticidad que ya se ha individualizado, madurado en la soledad profunda, y comenzar a establecer nuevas relaciones desde esa autenticidad, fuera de decepciones, desconfianzas y desilusiones, pero ya no desde una ilusión infantil sino desde esta nueva madurez, autorespeto y amor propio incondicional, para compartir nuestros yoes auténticos y libres.

Este contenido forma parte del curso Vaga-mundos del Amor (clic aqui para más info), creado por Pablo Fernández del Campo.

2 comentarios en “VIVIENDO EN DESAMOR

  • el septiembre 3, 2022 a las 9:49 am
    Permalink

    Buenos días Pablo ,creo que tu alma ha descifrado perfectamente el proceso y la solución.
    Yo me considero amada, creo que hay muchísima gente que me quiere ,al margen de las diferencias de convivencia en todos los ámbitos. Y desde mi situación de mujer casada desde hace 43 años os digo que no puede ir bien la vida si no mantienes permanentemente la conexión con tu esencia.
    Yo lo descubrí de tu mano hace ya veintitres años, y creo que ha sido el aprendizaje más valioso.
    Yo opino que solo por SER YO,YO SOY FELIZ.
    por eso agradezco a la vida tu existencia en mi vida.

  • el septiembre 3, 2022 a las 10:03 am
    Permalink

    Leerte me hace amarme más todavía a mí mismo… Saber que mi experiencia es útil para el universo (y en eso te incluyo a ti) es mi mayor gozo.
    Y sin duda pasar por la experiencia, aunque ilusoria, de haber perdido todo amor y sentirse absolutamente solo me ha permitido también la única solución posible, que era el amor absoluto a mí mismo por encima de todo, incluyendo al Creador. Ese ha sido mi camino para alcanzar la soberanía. Felicidades!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.