Mindfulness para adolescentes

solo hay que seguir al joven para comprender el camino

En estas últimas décadas ha habido una explosión en la investigación del cerebro que nos ha permitido entender mejor sus diferentes etapas de desarrollo en el ser humano.

En esas edades el verdadero foco de atención va a ser lo que sus hormonas les están indicando y su cerebro aún no tiene la conectividad establecida con el lóbulo prefrontal, que es el propiamente consciente, previsor, el que autocontrola a los otros más emocionales y viscerales, el organizativo y ejecutivo de las tareas que asegurarán el éxito futuro. 

El enfoque neurobiológico de la educación nos permite entender esas etapas en las que se encuentra el joven y adaptarnos a ello.

Se suele cometer el error de intentar hacerlos responsables y conscientes cuando aún no tienen el cerebro listo para ello hasta los 21-22 años.

Es aquí donde entra el entrenamiento del Mindfulness en ayuda a esta etapa, pues está ya científicamente demostrado que recablea los núcleos más emocionales e instintivos con esas áreas consciente.

¿cómo puede ayudar el Mindfulness al adolescente?

beneficios del mindfulness

Es la herramienta perfecta para el autoconocimiento de uno mismo, desarrollando las capacidades de hacerse consciente de las propias emociones, reacciones del cuerpo, miedos propios de la búsqueda de identidad y pertenencia, además de dotarles de la facultad de relajarse cuando se estresan y angustian con los retos de su edad, tanto sociales como académicos, haciéndoles más resilientes al dolor emocional, la frustración, a la ansiedad y a la depresión.

Es una inestimable ayuda para los trastornos del TOC y TDAH (compulsividad e hiperactividad) generando mayor atención y concentración, mejorando la memoria y aumentando la capacidad de aprendizaje.

Se activan áreas dormidas del cerebro que apoyan la conectividad cuerpo-mente, se apaga el juez interno autoexigente, que a veces deriva en trastornos alimenticios y de autoimagen, se crean nuevos neurotransmisores que estimulan el disfrute natural, la conciencia de la toxicidad y su efecto fisiológico, haciéndoles más propensos a una vida higiénica y fuera de drogas. 

¿cómo lo haríamos?

Se trata de dotar al joven de las herramientas que les van a permitir gestionar esa crítica etapa de su vida, y así acabarán como verdaderos adultos responsables, desde su propia conciencia y no desde el miedo, que desempodera y condiciona su potencial innato de éxito y felicidad.

La práctica del mindfulness no es una simple meditación para relajarse y mejorar la atención, que sí lo hacen, sino que va a reinervar esas áreas primitivas, emocionales, instintivas e irracionales con las prefrontales, facultando el desarrollo de la conciencia de uno mismo, la planificación, la previsión, el autocontrol y la autoresponsabilidad.

En las reuniones con chavales de su edad, en un formato juvenil, fresco y experiencial (no impositivo, ni competitivo, como en las aulas), de una forma dinámica, divertida y participativa, vamos tratando los temas que les preocupan y les vamos dando herramientas que les permiten entender lo que están sintiendo, por lo que se sienten escuchados, se escuchan a sí mismos y entre ellos, aprenden técnicas donde pueden liberar tensiones emocionales, mejoran su atención y, desde esa conciencia recién adquirida, sin juicio y comprensiva, se comprenden a sí mismos, y aprenden a dejar de reaccionar compulsivamente.

En las reuniones, se les va dando a conocer su cerebro, sus diferentes áreas y núcleos y cómo funcionan, ahondando en los centros de atención, memoria y los más emocionales; la conexión entre mente y cuerpo, los neurotransmisores y cómo se ven afectados por la alimentación, las drogas y los tóxicos, como afectan las hormonas y como va evolucionando su cuerpo con su cerebro y sistema nervioso central.

El tener una visión más clara de lo que ocurre a nivel neurobiológico les hace más conscientes de las consecuencias de las diferentes sustancias con las que se van a encontrar y cómo va a afectar a su desarrollo, pero a la vez se les dota de herramientas para autoestimular endógenamente esos neurotransmisores, como la dopamina para el placer o la acetilcolina para la relajación y la memoria, y cómo dominarlos para no caer en personalidades adictivas o depresivas.

No solo esto, el bienestar y seguridad que adquieren les hacen menos propensos a caer en el uso de drogas o tóxicos para desinhibirse socialmente, pues aprenden a hacerlo allí en una forma saludable, y al conocer sus cerebros y cuerpos, aprenden a cuidarse a sí mismos, construyendo unas bases sólidas para un estilo de vida saludable.

Beneficios del Mindfulness

  • Mejora de la atención y concentración, a través de la practica de la atención plena.
  • conciencia de sus emociones y de sus impulsos
  • auto observación y tranquilidad
  • control de su reactividad emocional para racionalizar y ofrecer una respuesta menos compulsiva
  • eliminar estrés, angustia, ansiedad
  • mejora el TOC y la hiperactividad
  • conciencia del cerebro adictivo y como frenarlo
  • autoestima para evitar relaciones tóxicas
  • gestión emocional para afrontar el dolor: fracaso, traumas, vergüenza, auto-imagen, para hacerles mas resilientes ante la vorágine de las redes sociales y el bulling
  • resiliencia ante el estrés, tanto social como de los exámenes
  • mejora de la memoria, la retención y la asociación de ideas
  • mejora del sueño y de la asimilación de la información que redunda en sus estudios
  • mejora psicofìsica, coordinación mente-cuerpo
  • para los deportistas, mejora de sus capacidades fisiológicas para la competeción
  • autoestima y autoconfianza plena
  • mayor equilibrio personal
  • mejor interrelación interpersonal
  • mejora la proactividad y la motivación
  • mayor creatividad
  • aumenta la empatía, la compasión y la comprensión hacia si mismos y su entorno (comprenden mejor a sus padres y sus temores)

¿por qué un joven accedería al entrenamiento con Mindfulness?

porque encuentro respuestas a quién soy y qué quiero en mi vida, a dónde quiero llegar, qué me hace feliz, y si me llena lo que hago…

porque desaparece la autocrítica, fruto de la presión de las redes sociales

porque encuentro una mayor seguridad en mi mism@ y sentimiento de independencia, empoderamiento y libertad personal, sin que nadie me influya ni negativamente ni de otra forma

sabré cómo responder a una bronca, un fracaso, una falta de amor, al apego

me será mucho más fácil salir del dolor de una separación, cultivando el desapego, así no tendré miedo a perder a alguien que amo

me será fácil darme cuenta de si mi tribu, mis amistades o mis parejas son tóxicas para mí y sabré decir que no con facilidad, pues desarrollaré mi personalidad, empoderándome

superaré la desconfianza en la vida y la falta de ilusión ante una visión del mundo negativa, de incongruencia en el mundo de los adultos.

porque voy a desarrollar armas, superpoderes, con los que lograr el éxito personal y el bienestar:  dejar de tener miedo a que me “descubran” y vean mis defectos, me sentiré invulnerable ante los ataques emocionales de los demás; me sentiré mas protegid@ y capacitado para responder y enfrentar lo que antes temía, con un escudo de autoestima y de empoderamiento. 

porque se me va a expandir mi capacidad de aprender y disfrutar, mejorando mi atención y concentración, así como la capacidad de recordar sin estrés en los exámenes

porque tendré disponible al momento una técnica de relajación y liberación de la ansiedad inmediata, que me dará una especial confianza social y personal ante esas sensaciones tan intensas

porque voy a pertenecer a una tribu especial: la de gente sana, sensible y con capacidades especiales para afrontar los retos de mi generación

porque la gente más exitosa de la actualidad lo hacen y recomiendan, implementándola en EEUU en las escuelas y mejores universidades en la actualidad, pero antes lo hicieron los frikis de google, el chico de Apple Steve Jobs y Pau Gasol y Rafa Nadal y Penelope Cruz y Katy Perry…

Cómo lo hacemos

La praática del mindfulness procede del método de 8 semanas del Dr. John Kabat Zinn, creador del método MBSR (reducción del estrés basado en la atención plena), pero hemos incluido otras herramientas de liberación y reseteo emocional, ademas de las charlas de conocimiento interno, las participaciones grupales donde se exponen los temas comunes que les inquietan y terapia de grupo, ejercicios psicofísicos además de las meditaciones.

Un ejemplo de clase de 1h y media seria la siguiente:

introducción al tema de la semana

charla grupal para sacar el tema que preocupa y solución con la herramienta emocional que se necesite (p.e.: exámenes y ansiedad)

ejercicios psicofisicos para desentumecer y movilizar la energía y conexión cuerpo mente (expresión corporal consciente)

practicas formales de mindfulness de la semana

conocimiento del cerebro y cuerpo

practica de herramientas para el desarrollo emocional según el tema explorado

plan para las practicas informales (del día a día) para esa semana

conclusiones y cierre

El curso está diseñado para realizar en 8 sesiones de 1 hora y media semanal, donde se hacen practicas formales de meditación especifica y se gestan las practicas informales que se realizaran a lo largo de la semana, en su vida cotidiana para irse haciendo el anclaje neuronal de nuevos hábitos, que tardan como 21 días en recablearse y convertirse en una nueva red neuronal operativa y automática, o sea, en formar un habito.

El curso termina con un retiro de dos días en el campo, en régimen interno, todo incluido, donde se ahonda en la práctica, pero en convivencia.

Este retiro es opcional.

CLIC para ver pasos rápidos y sencillos
para ir comenzando ya en tu casa

“párate, respira y hecha un vistazo”

El precio del curso es de 8 semanas es de 250€, el retiro es aparte


Atención Plena: la creación de un Cerebro “despierto”


Programa

1.-Introducción: descubriendo el Mindfulness
2.-Primera Semana: Atención Plena a la respiración
3.- Segunda Semana: Atención Plena al cuerpo
4.- Tercera Semana: Atención Plena al estrés
5.- Cuarta Semana: Atención Plena a las emociones
6.- Quinta Semana: Atención Plena al esfuerzo y la autoexigencia
7.- Sexta Semana: Atención Plena al miedo y al dolor
8.- Séptima Semana: Creando Resiliencia
9.- Octava Semana: Vivir desde la Compasión eligiendo comprender



Acerca del instructor

Pablo Fernández del Campo

Experto en Mindfulness y Neuroeducación o “Entrenador para la Optimización Cerebral”, ha dedicado toda su vida al estudio y desarrollo del potencial neurobiológico del ser humano. +Info