Fases para vivir tu vida en plenitud


No vives tu vida como tú desearías por que no te has empoderado, por tanto no estás expresando tu mejor versión de tí mism@

Pablo Fdez. del Campo
ver artículo completo en Saludterapia

La inmensa mayoría de nosotros sentimos que nuestra vida no es la que soñamos y sabemos que, de una manera u otra, nos hemos acomodado, adaptado, lo que es lo mismo que decir, nos hemos acobardado, renunciado y “sometido”.

Normalmente no es esto lo que nos decimos, sino que nos autoexcusamos con que nos hemos sacrificado, por la familia, por mi padre, etc., o porque no teníamos los medios ni el apoyo necesario, las capacidades y habilidades para ello, o cualquier otra justificación que nos permita dormir, más o menos bien.

La realidad es que vivimos una vida desempoderados, lejos de lo que realmente somos y necesitamos expresar en la vida, con lo que nos hemos ido adaptando a las circunstancias, en una secuencia de pequeñas y/o grandes renuncias, acobardados por algunos fracasos, frustraciones, decepciones y daños emocionales.

No se nos educó para creer en nosotros mismos como seres plenipotenciales, ilimitados tanto biológica como psicológicamente en nuestras capacidades de aprender, mutar, mejorar y superadaptarnos.

Tanto tu ADN como tu conciencia no tienen límites a la hora de activar los recursos necesarios para superar cualquier adversidad y para crear nuevas carreteras, tanto biológicas como neuronales, para crear lo que sea necesario para ello.

Tienes dos opciones: sentirte víctima de las circunstancias, e incluyo aquí enfermedades, hereditarias o adquiridas, renunciar a ti mismo, y eso implica renunciar a tu potencial que vienes a experimentar, o elegir conscientemente el liberarte de todas tus limitaciones, y entregarte a la exploración de tu ilimitada energía, conciencia y biología.

Vivir en automático, con un sordo sentir de insatisfacción y estrés crónico, con base en el temor al futuro y al pasado, o vivir plenamente consciente, apasionado, lleno de energía vital y entusiasmo, dispuesto a jugar el juego de la vida hasta el final y retarte a tí mismo para ver si consigues expresar tu máximo potencial.

Fases para vivir tu vida en plenitud

El proceso psicológico y neurológico para lograrlo sería pasar por las siguientes fases:

  1. Despertar y salir del automatismo, rompiendo el proceso de adaptación (la zona de “confort”) y ser capaz de articular tus verdaderos deseos o potenciales propios a explorar. Es cuando nace el “quisiera ser…me gustaría sentirme bien, mejor…”.
  2. Que hemos creado, al intentar articular nuestra salida de la zona de confort, descubriendo que es una “zona de control”, dependencia y desempoderamiento global. Aquí aprendes a hacerte preguntas del tipo: ¿cómo me hace sentir esto? ¿de dónde viene esto?. Ya vamos observando nuestros patrones, fuera del automatismo inconsciente y comenzamos a tomar consciencia de cuán hipnotizados, desempoderados y autoexcusados vivíamos. Empezamos a hacernos responsables de nosotros mismos y a dejar la queja y la víctima atrás.
  3. Cambiar los patrones, descrear esas redes neuronales, esas emociones y comienzas a afirmar la nueva circunstancia que deseas ser y vivir. En este punto ya estás rompiendo las barreras de tu zona de confort porque te has dado cuenta de que es una cárcel de tu verdadero Yo, que estás ahora autoafirmando.
  4. Entras entonces en la fase creadora: ya no te preguntas cómo te sientes con esto sino que te dices, ¿cómo quiero sentirme con esto? y, por supuesto, eliges siempre “sentirte bien, fuerte y empoderado” con cualquier situación que se te presente. Eliges sentirte capaz, ilimitado, entusiasmado y apasionado, para comenzar a construir los pilares de tu nueva realidad, desde un Yo Superior, que ahora eres tú.
  5. En la última fase, simplemente ya te entrenas neurobiológica y psicológicamente para encarnar tu nuevo personaje elegido, desde tu Mente Maestra, donde modelas el tipo de personalidad, sentimientos y pensamientos, como un director de cine creando un guión, y empiezas a “actuar como si ya fueras eĺ/ella, adoptando todas las habilidades que son propias de este nuevo yo. Es aquí cuando ya entras en un trabajo cotidiano de identificación completa con tu nuevo yo, desde la accion, en un entorno nuevo, con todos los retos y ambientes propios de aquello que en la primera fase era un simple “desearía”.
  6. En estas 5 fases se requiere de la energia para adoptarlas y eso se va construyendo día a día trabajando desde el silencio interno, con esa implicación profunda de transformación, pues ello va a permitir que se vaya desbloqueando ese potencial ilimitado de energía contenida en tu ADN y conciencia.

Puedes hacer este proceso por tí mismo o acompañado de tu Coach Master Life, quien te puede aportar la guía y la energía como palanca para tu propio empoderamiento global.

contrátala aquí: 1 sesión o un pack de 5 en oferta

¿Qué es y Porqué surge el Neurohacking?

Por la necesidad de dar una respuesta efectiva a esta situación de incertidumbre en la que estamos sumergidos y miedo colectivo, que exige una “mutación” y activación de nuevos recursos internos, que se circunscriben a crear una mente, y su soporte, un sistema nervioso central, con nuevas propiedades:

  • Mayor Poder: determinación para la ACCIÓN, sin temor ni duda, con valor
  • Mayor Fortaleza: una mente bien encarnada en un cuerpo vital y firme, capaz de soportar mayor cantidad de energía nerviosa sin estresarlo, capacitado para poder afrontar el dolor y el sufrimiento o intensidad emocional.
  • Mayor Flexibilidad: un cerebro capaz de cambiar constantemente de idea, percepción y conductas, aprender y desaprender constantemente, vaciarse y automejorarse, doblarse, estirarse hasta el infinito, sin resistencias ni limitaciones.
  • Mayor Resiliencia: es la suma de las anteriores, o sea, la capacidad de soportar grandes tensiones sin romperse y poder volver a su estado anterior, con mayor energía por el esfuerzo, en vez de roto y quemado (síndrome de Bourn Out).
  • Mayor Autocontrol: para poder permanecer “por encima” del conflicto y la hostilidad del entorno, sin dar una respuesta reactiva. Incluye la capacidad de autodominio de las áreas de adicción del cerebro, para gestionar correctamente la tensión, sufrimiento y depresión, sin caer en el abuso ni de relajantes ni de excitantes.
  • Mayor Desapego: para poder gestionar correctamente el ámbito relacional, evitando compromisos tóxicos y adictivos, base fundamental para avanzar, crecer y continuar el esfuerzo sin ser frenado por injerencias personales. A su vez, clave fundamental para madurar y hackear el núcleo emocional, verdadera fuente de debilidad, duda y exceso de análisis del individuo actual, demasiado identificado con sus emociones.
  • Mayor nivel de Energía Personal: necesaria para afrontar un cambio de estas dimensiones y para irradiar a todo el cuerpo como fuente interna de autosostenimiento.
  • Mayor capacidad de Constancia: o capacidad de sostenimiento del esfuerzo hasta llegar al logro de nuestros deseos, sin estrés excesivo ni agotamiento vital.
  • Mayor Rapidez, para ofrecer respuestas más inmediatas a las urgencias del momento y a los retos por venir.
  • Mayor Automotivación: cerebro autoestimulado para mantener excitado el núcleo emocional, como apoyo al resto del sistema en vez de freno por falta de implicación emocional, frustración, impotencia, desilusión, miedo, etc…
  • Mayor capacidad de Mutación y Crecimiento: un cerebro y SNC capacitado para cambiar y mejorarse constantemente, enfocado en la superación constante del reto que se presente, sea éste cual sea.
  • Mayor Percepción y Previsión: una visión ampliada de la realidad, en 360º, que permite adelantarse a los acontecimientos futuros y le permite ver “el flujo” de los acontecimientos, así como “lo escrito entre líneas”, permitiéndole hacer estrategias y tomar decisiones más acertadas.
  • Mayor Influencia y Sociabilidad: capacidad de influir positivamente en el entorno social, relacionarse positivamente con él y de crear relaciones potenciadoras y nutritivas, tanto personales como profesionales.
  • Mayor Conciencia: un cerebro despierto y consciente de sus propios procesos, que se dirige a sí mismo utilizando y mejorando su potencialidad de las “capas más profundas de sí mismo”.
  • Todo esto creará un cerebro que se sale del automatismo, la reactividad y la parálisis, que es donde se encuentra la mayoría, pero también del temor a actuar, propulsándote a tomar acción y conquistar tu entorno, así como capacitarte para conseguir recursos para crear nuevos entornos mas benignos.

La acción lo es todo

Hemos estudiado la mente y los recursos biológicos de los mejores y hemos obtenido respuesta a las siguientes preguntas:

¿Quién es el que gana en este mundo? La respuesta es simple, el que está en la ACCIÓN, ALERTA, estimulando todos los recursos de percepción-conducta de su cuerpo-mente, refinándolos constantemente para alcanzar nuevas metas superiores.

¿Pero, quién lo logra? Aquellos que ESTÁN IMPLICADOS BIOLÓGICAMENTE, o sea, los que hacen de su logro una cuestión de vida o muerte, y porque se aman incondicionalmente, lo cual se convierte en un motor de energía vital ilimitado, lo mismo que los antiguos misioneros que conquistaron el mundo solo con su sentimiento de misión basada en el amor divino.

Y lo hemos analizado desde la Neurobiología Evolutiva y hemos descubierto que han sido capaces de llegar al programa basal de su biología, su ADN y su capacidad de mutar y responder al reto que eligen enfrentar, lo que provoca un mejor uso de sus sistemas.

El estrés provocado conscientemente para alcanzar a superar un reto superior, implicando a todos los aspectos más primitivos del cerebro, hasta alcanzar a las células, es lo que permite esa respuesta “epigenética” y esa mejora de las capacidades cerebrales.

El hacer un uso conjunto de todo tu cerebro alerta, y el ser capaz de modularlo en una binomio estrés-relajación conscientes, sumado a una eliminación de todos los otros “programas” mentales y emocionales del Ego común, es lo que tienen todos los atletas de élite, así como los políticos y empresarios de alto nivel.

Nuestra experiencia y conocimiento neurobiológico sumado al del entrenamiento autógeno, a través de técnicas de meditación activas, han sido las bases sobre las que hemos creado este sistema, considerado el más rápido y efectivo de todos los actualmente en el mercado, como podrás comprobar desde la primera semana de entrenamiento.

Este contenido forma parte del curso Neurohacking, creado por Pablo Fernández del Campo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.